31 May 2016

Día Mundial Sin Tabaco

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cigarrillo es una de las mayores amenazas para la salud pública que ha tenido que afrontar el mundo. Mata a casi 6 millones de personas al año, de las cuales más de 5 millones son consumidores directos y más de 600.000 son no fumadores, expuestos al humo de segunda mano.

El humo de segunda mano causa graves trastornos cardiovasculares y respiratorios, en particular coronariopatías y cáncer de pulmón.

En lactantes causa muerte súbita.

En mujeres embarazadas ocasiona bajo peso ponderal del recién nacido.

Más del 40% de los niños tienen al menos uno de sus padres que fuma.

En Colombia y de acuerdo con el estudio ‘Radiografía del tabaquismo en Colombia’, liderado por el mismo instituto, en asocio con el Instituto de Evaluación Tecnológica en Salud (IETS) y el Instituto Nacional de Cancerología, 26.460 personas mueren al año por causa directa del cigarrillo (72 al día) y 221.112 se enferma.

Según el estudio, las enfermedades más comunes de los fumadores son: enfermedad pulmonar obstructiva crónica (Epoc), cáncer de pulmón, y otros cánceres.
Las mujeres fumadoras viven siete años menos que las no fumadoras, y los hombres fumadores, 6.5 años menos que aquellos que no tienen este hábito.

La prevalencia de consumo de cigarrillo es del 17,1 por ciento. En hombres adultos, es del 23,8 por ciento, y en mujeres, del 11,1 por ciento. En el caso de los jóvenes, la prevalencia es del 27,6 por ciento.

El 14,6 por ciento de los ciudadanos fuma cigarrillo, además el 55 por ciento de la población estudiantil entre los 13 y 15 años ha probado alguna vez el cigarrillo y un 26 por ciento sigue con el hábito.

A Pesar de las estadísticas descritas anteriormente, los adolescentes y jóvenes continúan incrementando el uso del cigarrillo y sus derivados, generando problemas de salud a muy temprana edad.

Hoy es el Día Mundial Sin Tabaco y la Dirección de Sanidad de la Fuerza Aérea Colombiana se une a la campaña, buscando mejorar los hábitos de afiliados y beneficiarios, informando sobre los peligros y el autocuidado, solo así podremos evitar los riesgos de enfermedades cardiovasculares, infartos, hipertensión arterial, trombosis cerebral, enfermedades de tipo respiratorio y urinario a muy corta edad.

Tu cuerpo es tu fuerza, no olvides que solo en tus manos está cuidarlo.