22 Jun 2017

Recomendaciones de salud para las vacaciones y turnos de mitad de año

Inician las vacaciones de mitad de año y los turnos de descanso y la Dirección de Sanidad FAC invita a los usuarios y beneficiarios FAC, a tener en cuenta algunas recomendaciones que pueden ayudarlo a disfrutar al máximo de sus vacaciones, recuerde que Prevenir es Tarea de Todos.

Cuidado con el consumo de alimentos:

Recuerde que debe comprar los alimentos en lugares que garanticen las condiciones de la cadena de frío y consérvala hasta su consumo. Verifique y consuma los productos antes de la fecha de vencimiento.
No reciba alimentos o bebidas a personas desconocidas.
Si son productos de pesca o mariscos, compre en establecimientos confiables, que cumplan las condiciones higiénicas para esta actividad.
El pescado fresco debe estar refrigerado. Si compra el producto y no lo va a consumir de inmediato, manténgalo refrigerado hasta el momento de su consumo.
Si son alimentos enlatados, las latas deben estar limpias y sin presencia de escurrimientos. La etiqueta deben estar bien adherida a la lata, íntegra y nítida. Cerciórese que cada lata y revise la fecha de vencimiento. No consuma el alimento enlatado si ya está vencido. Revise que las latas no estén infladas, ya que existe una alta probabilidad de que el producto no sea hermético y esté contaminado con bacterias que puede afectar seriamente su salud. Revise que la lata no presente óxido en ninguna de sus partes, ni fisuras u otras señales de adulteración o deterioro.
Si son crudos, las frutas y verduras deben lavarse con abundante agua antes de consumirlos o prepararlos. Protéjalos tapándolos o refrigerándolos. Si es necesario, cocínelos bien y preferiblemente no consuma las verduras crudas.

Cuidados con la piel:

La exposición al sol durante tiempos prolongados sin ningún tipo de protección, puede traer como consecuencia cáncer en la piel. Para evitarlo, aplique sobre la piel protector solar cada vez que se va a exponer al sol y use además protector para los labios.
La exposición al sol debe ser de manera gradual; preferiblemente no lo haga entre las 10:00 de la mañana y las 4:00 de la tarde, ya que a esas horas los rayos ultravioletas se reciben de manera más intensa.
Use camiseta y gorra o sombrero. Así protege la cara, el cuello y partes del cuerpo que pueden estar expuestas durante el día a los rayos del sol.
Use gafas de sol. Puede prevenir enfermedades oculares.

Cuidado con los repelentes:

Para el uso de repelentes se debe verificar que el producto contenga únicamente el ingrediente activo n-dietiltoluamida (DEET); el cual no podrá tener combinaciones con ningún plaguicida (cipermetrina, deltametrina, entre otros), porque la mezcla podría generar efectos adversos para la salud, especialmente en la piel y el sistema nervioso.
Cuando los repelentes son usados por adultos, el grado de concentración no debe sobrepasar el 35%; en el caso de niños de 2 a 12 años, la concentración no deberá ser mayor a 10% y no deben ser aplicados más de 3 veces al día; y para niños entre 6 meses y 2 años las concentraciones deberán ser menores del 10% y solo podrá aplicarse 1 vez al día.

Vacuna contra la Fiebre Amarilla:

- Cumplimiento del esquema de vacunación en la población de 18 meses de edad.
- Vacunación a todo niño menor de 6 años que aún es susceptible; se debe asegurar que reciba o tenga en su esquema, una dosis de vacuna de fiebre amarilla.
- A todo mayor de 18 años, se le debe realizar obligatoriamente la encuesta previa a la vacunación contra la fiebre amarilla.
- Aplicar hasta los 59 años, 11 meses y 29 días de edad; no está autorizada su aplicación para personas de 60 años y más, por el riesgo que esto implica para la salud del usuario.
- Toda persona menor de 60 años y residente en los municipios categorizados como de alto riesgo, categorías (1 A y 1 B), que no tenga una dosis de vacuna contra la fiebre amarilla, debe vacunarse.
- A personas mayores de 18 años, antes de aplicarse la vacuna, se debe realizar una encuesta de riesgo y con un solo elemento que salga positivo, no se puede aplicar la vacuna.
-Todo viajero nacional que requiera movilizarse a municipios de alto riesgo para fiebre amarilla, debe tener una dosis de vacuna en cualquier etapa de su vida.
- Todo viajero nacional que requiera movilizarse a municipios de alto riesgo para fiebre amarilla debe tener una dosis de vacuna en cualquier etapa de su vida.
- Todo viajero internacional que requiera la vacuna de fiebre amarilla, puede solicitarla en el ESM FAC; la vacuna a nivel internacional tiene sólo validez de diez años, hasta que el Reglamento Sanitario Internacional sea modificado.
- En caso de personas que habiendo sido informadas que por condiciones de riesgo inherentes a su salud no se deben vacunar, pero insisten en la vacunación, deben presentar la autorización del médico tratante.
- En caso de personas que habiendo sido informadas del riesgo existente para la presencia de casos de fiebre amarilla en la zona y a pesar de ello se niegan a vacunarse, se debe recoger la firma respectiva del usuario que rechaza la vacunación.
Los departamentos de alto riesgo para fiebre amarilla son: Amazonas, Arauca, Caquetá, Casanare, Cesar, Guanía, Guaviare, La Guajira, Meta, Putumayo y Vichada. El departamento del Vaupés por presentar las mismas condiciones ecológicas de los departamentos vecinos, se incluye en este grupo, aunque en los antecedentes históricos no se reportan casos de fiebre amarilla, ni evidencia de circulación viral.

Para los viajeros que se dirigen a Europa:

En ésta región se han notificado más de 8.000 casos de sarampión, enfermedad que no existe en nuestro país desde el año 2002.
Por ello si viaja con niños, debe verificar que estén vacunados, así:
* Si tienen entre 1 y 4 años, deben tener una dosis contra el sarampión, rubeola y paperas.
* Si es mayor de 5 años, debe tener dos dosis.

Si ya están vacunados, no hay necesidad de vacunarse nuevamente.

Las personas que tienen mayor riesgo de contraer sarampión son:
Los menores que no tengan el esquema completo de vacunación para su edad.
Los viajeros menores de 40 años que no estén vacunados contra la enfermedad o que no la hayan padecido, y han viajado a países con circulación del virus.
Todo el personal del sector salud que atiende en instituciones hospitalarias.
Todo el personal que trabaja en turismo y transporte de pasajeros (aerolíneas, hoteles, aeropuertos, agencias de viaje y taxis, principalmente).

Protéjase del dengue, chikunguña y zika:

Si usted viaja a clima caliente, tenga en cuenta que puede estar en una zona propensa a la proliferación de estas enfermedades.
Para prevenirlas, no deje aguas estancadas; mantenga los recipientes domésticos de agua potable cubiertos con una tapa y realice lavado y cepillado semanal de éstos; utilice toldillos preferiblemente tratados con insecticidas al momento de dormir; disponga adecuadamente los desechos de residuos sólidos (basuras) y otros que puedan convertirse en potenciales criaderos de insectos.
Elimine el agua acumulada en botellas, latas y llantas abandonadas; cambie el agua de albercas y floreros mínimo cada 8 días; rellene de tierra o arena los huecos de los árboles o llantas o botellas que puedan acumular agua y por consiguiente convertirse en criaderos de mosquitos; si en su residencia o albergue hay bebederos de animales, cambie el agua diariamente.
Evite acampar en una zona endémica conocida de enfermedades transmitidas por vectores, a menos que se utilicen las medidas de protección personal como: usar ropa adecuada como camisa manga larga y pantalones, uso de repelente, no exponerse a las horas de alta presencia de insectos.
Si presenta fiebre, dolor de cabeza, muscular, articulaciones y puntos rojos en la piel acuda a un Establecimientos de Sanidad Militar FAC.

Comunicaciones DISAN FAC